Semen sexado Sexcel aumenta tasas de reproducción en un rebaño lechero en Argentina

Las tasas de concepción en el Establecimiento San Benito fueron del 34% para vacas en ordeñe y del 46,9% para vaquillas

 

Las ventajas indiscutibles para los rebaños lecheros han hecho del semen sexado una opción cada vez más buscada por los productores argentinos. Al garantizar el crecimiento en el número de hembras, con tasas reproductivas consistentes, la tecnología ha estado moviendo el mercado desde su lanzamiento.

Y Sexcel, el semen sexado de ABS, no es diferente. Gracias a la garantía de resultados superiores en las tasas de concepción y preñez, sumado a la reconocida calidad de la genética utilizada, los productores de leche que apuestan por la solución de la compañía muestran su satisfacción.

Esto es lo que sucede en el Establecimiento San Benito, en Victoria, en la provincia de Entre Ríos. Han pasado tres años desde el comienzo de la aplicación de Sexcel en el rebaño lechero de la finca. Y, desde entonces, los resultados han asegurado que fue una buena inversión.

“Logramos una tasa de concepción del 46,9% en vaquillas y del 34% en vacas en ordeñe. Los resultados me parecieron excelentes en comparación con otros sexados, donde el promedio de vaca en ordeñe fue del 25%. Los nacimientos de hembras son del 85%”, dice el veterinario de la propiedad, Manuel Martínez.

Para Manuel, la genética juega un papel fundamental en el contexto de la producción de lácteos, y el semen sexado es un claro ejemplo de esto.

"No tenemos dudas de que continuaremos usando Sexcel, para mantener el nacimiento de hembras por encima del 80%", evalúa.

Establecimiento San Benito tiene un total de 360 vacas en ordeñe, que producen individualmente alrededor de 24 litros de leche por día.