Lechería tradicional argentina celebra buenos resultados con Sexcel

El semen sexado se ha ganado a los productores de leche de todo el mundo, gracias a los beneficios que ofrece para aumentar la productividad y las tasas de preñez.

En la región de Buenos Aires, la empresa Cosufi S.A. ha estado operando en el sector agrícola durante cinco generaciones, cubriendo diversas actividades enfocadas en la productividad y la sostenibilidad. Hace dos años, el equipo decidió invertir en semen sexado para su aplicación en el rebaño Holstein de Estancia La Catalina, propiedad de la empresa.

En un rebaño de más de 1250 animales, los índices productivos y reproductivos son monitoreados con mucha atención. Eso dice el encargado de la lechería, Marcos Gariboldi. "Buscamos el progreso genético y aumentar constantemente los niveles productivos, sanitarios y reproductivos", dice.

Desde el comienzo del uso de Sexcel, el semen sexado de ABS, estos objetivos se han cumplido con mayor eficiencia y resultados. “Estamos muy satisfechos con lo que Sexcel nos puede proporcionar, en particular con respecto al aumento de las tasas de concepción y preñez del rebaño. La genética es de fundamental importancia para el desarrollo de nuestro establecimiento”, evalúa el productor.

La tasa de concepción promedio después de usar Sexcel se estima en 57%, por encima del promedio general del rebaño (55%), lo que resultó, en la última aplicación, en 165 preñezes nuevas.

El éxito del uso de Sexcel entre las vaquillonas del rebaño fue tan evidente que Marcos ahora planea comenzar la aplicación de semen sexado en vacas adultas. "Creemos que será una forma de mejorar aún más nuestros resultados", comenta.